sábado, noviembre 18, 2006

Bolivia: Republica Bonosol


Bolivia: República Bonosol.

Mario Ronald Duran Chuquimia (*)

     Hugo Chavez, presidente venezolano en un claro afán demagógico ha adelanto el pago del "aguinaldo" destinado a sectores populares de su país con miras a ratificar su mandato mediante proceso electoral. Salvando las diferencias, Gonzalo Sanchez de Lozada al  termino de su primer mandato transformo las acciones bolivianas de las empresas capitalizadas en un pago destinado a personas de la tercera edad, este se denomino Bonosol.

      Estos pagos muestran cierta actitud de los gobiernos cualquiera fuese su línea política,  la tentación de repartir recursos económicos entre la población votante. Estos pagos tienen un efecto pernicioso en la sociedad y hay que señalarlo, el imaginario colectivo empieza a razonar y asumir como realidad que el Estado debe otorgarles ingresos mediante la figura de bonos.

      Este razonamiento guía a la aristocracia obrera (maestros, trabajadores en salud, etc) y a otros sectores sociales que pretenden volver al Estado que destinaba el excedente económico de la minería y del petróleo para satisfacer crecientes ansias salarialistas, en un momento histórico Yacimientos Petrolíferos Fiscales de Bolivia (YPFB) destinaba el 75% de sus recursos al Tesoro General de la Nación (TGN). Esta sangría económica justifico el discurso privatizador, pues sencillamente YPFB no tenía recursos para inversión porque los bolivianos nos gastábamos  sus ingresos.

      El resultado era previsible sin el oxígeno monetario proveniente de los recursos naturales ahondado por una falsa capitalización que  exportaba capitales, Bolivia ingreso en una espiral descendente de pobreza, marginación y exclusión social, este amargo sino fue cambiado con las insurrecciones populares en contra del modelo neoliberal, la ascensión de Evo Morales y la renegociación de los contratos petroleros (mal llamada nacionalización) que ha generado ingentes recursos para el estado boliviano.

      Bajo estos antecedentes la discusión debe centrarse en el destino de tales recursos: si se utilizan para crear industrias básicas que transformen materias primas en productos de alto valor agregado, en la construcción de infraestructura carretera, de infraestructuras destinadas a la salud y educación, así como la formación de capital humano, con un estado que promueva la inversion productiva. O en su defecto gastar estos excedentes económicos en bonos convirtiéndonos en una república bonosol.

El Alto – Jach'a Marka, 17 de Noviembre de 2006.

(*) El autor agradecería colaborar con propuestas para la Asamblea Constituyente y Autonomías de Bolivia ( www.laconstituyente.org).
 

lunes, octubre 23, 2006

Bolivia, Evo Morales, Kirshner, gas, nacionalizacion, industrializacion

Bolivia: Evo Morales bajo la influencia gonista.

Mario Ronald Duran Chuquimia (*)

 

            El acuerdo energético entre Argentina y Bolivia para la provisión de gas natural por un lapso de 20 años implicara, según información proporcionada por autoridades gubernamentales, el ingreso de 17000 millones de dólares al erario nacional, el precio que se pagara por este energético por millar de BTU será creciente desde los 5 a 20 dólares. Parecen buenas noticias, pero lamentablemente la administración Morales repite el esquema de gestión económica  aplicado por Gonzalo Sanchez de Lozada.

 

            Goni mediante la capitalización dejo un Estado débil sin autonomía financiera y propicio la aparición de un super-estado petrolero que se apropia del excedente hidrocarburifero para transferirlo   al exterior (1), en síntesis, dejo un país - colonia en manos de intereses trasnacionales. Según Lenin, entre otras, una colonia cumple con el papel de proveedor de materias primas y de exportador de capital (2), dicho carácter ha signado a Bolivia.

 

Bajo estos conceptos, la ideología gonista guía a la administración Morales, siendo los casos mas representativos: la entrega de los ricos yacimientos ferro-manganosos del Mutun a la empresa hindu Jindall, bajo un esquema "capitalizador" ya que nuestro país a cambio de la explotación de 4 mil millones de toneladas de hierro y la producción anual de 1,5 millones de toneladas de hierro esponja y 1,4 millones de toneladas de acero laminado, el Estado percibirá anualmente 50 millones de dólares y subvencionara   a dicha empresa con gas natural barato; así también, el reciente acuerdo de provisión de gas natural implica una subvención de tres dólares (al precio actual del millar de BTU) a la Argentina y permite la exportación del gas argentino a Chile, este negocio otorgara la parte del león a las transnacionales petroleras como Repsol, Petrobras y otras menores que operan a ambos lados de la frontera ya que este negocio representa un movimiento real de 50 mil millones de dólares (3).

 

Industrialización urgente de las materias primas.

 

La memoria colectiva del pueblo boliviano recupera con sus hechos la necesidad de la industrialización de las materias primas como mecanismo para superar el subdesarrollo: en tiempos del auge minero en el siglo pasado, los obreros de socavón ofrecieron un día de sus salarios para comprar una planta de fundición, así también en Octubre de 2003, una de las demandas de las juntas vecinales alteñas fue la industrialización del gas natural.

 

Para el efecto, en el caso del estaño, el estado debe asumir el monopolio de la compra de este mineral para procesarlo en las plantas de Vinto, Palca y Karachipampa; en el caso del hierro debe exigir la producción de acero y ofrecer dichas materias primas procesada a los mercados emergentes de la China y la India. Así también, una prioridad nacional debe ser la industrialización del gas natural para producir GLP sintetico, diesel ecológico, plásticos y energía eléctrica. Para comparar los ingresos de la venta de gas natural como producto acabado tenemos que vendiendo diesel ecológico al precio actual de 40 dólares por barril nos da la suma de 146,000,000,000 USD!!! ó 7,200,000,000 USD por año (4).

 

Sergio Almaraz, en su libro "El poder y la caída" nos cuenta cómo los intentos de empresarios y   políticos bolivianos, antes y después de la nacionalización de las minas, para industrializar el estaño y los minerales en Bolivia, se estrellaron contra un muro de diletantismo, falta de voluntad política y obviamente poderosos intereses. Las fundiciones de Vinto, Palca y Karachipampa llegaron al país con 30 años de retraso, mientras que lo que se llamó por entonces la "rosca" minera siguió lucrando con los minerales en bruto exportados por la Comibol, que eran básicamente refinados en Inglaterra. Almaraz anota que "Bolivia se formó y deformó" con la falta de una política nacional sobre la minería y las estructuras de poder económico sin lograr quebrar "la condición colonial de nuestra cultura". Parecería que esta historia será repetida en el caso del gas y los minerales.

 

A la luz de estos antecedentes, se hace urgente un cambio en la dirección de la gestión Morales, dejando de lado la aplicación de las recetas económicas heredadas del gonismo, asumiendo como vocación nacional la industrialización de nuestras inmensas riquezas naturales que permitirán el salto definitivo de Bolivia desde el lugar donde se encuentra hoy, un país asistido por la ayuda internacional, dependiente, con alarmantes índices de pobreza y altas tasas de emigración, hacia el grupo de naciones que están venciendo el subdesarrollo.

 

Esto requiere una participación mayor y control de los bolivianos de a pie en asuntos de Estado, no dejando que (como antes) siembren nabos en nuestra espalda, asumiendo que en nuestras manos se encuentra la transformación de la triste realidad socio - económica que nos toca vivir día a día.

 

El Alto, Jacha – Marka,  20 de Octubre de 2006.  

 

(*) El autor agradecería recibir opiniones, comentarios, críticas en su blog "Palabras Libres" ( www.mrduranch.bo.tc) y colaborar con propuestas para la Asamblea Constituyente de Bolivia (www.laconstituyente.org )

 

Notas:

(1) Mirko Orgaz, "La nacionalización, base de la viabilidad boliviana", Ed. CEDIB, Cochabamba, 2005.

(2) V.I. Lenin, "El imperialismo, fase superior del capitalismo", Ed. Novosti, Moscu, 1977.

(3) Un análisis mas profundo se encuentra en la página web http:// www.econoticiasbolivia.com .

(4)  Los datos provienen de la Propuesta Ciudadana de Política Energetica Nacional para la República de Bolivia del Ing. Luis Carlos Kinn Franco y otros, CEDIB, Cochabamba, 2005.

            

Este articulo fue publicado en los siguientes medios:


Evo Morales bajo la influencia gonista
argenpress.info - 20 Oct 2006
... yacimientos ferro-manganosos del Mutún a la empresa hindu Jindall, bajo un esquema ... urgente un cambio en la dirección de la gestión Morales, dejando de ...

Bolivia: Evo Morales bajo la influencia gonista
La Patria (Bolivia) - 21 Oct 2006
... yacimientos ferro-manganosos del Mutún a la empresa hindú Jindall, bajo un esquema ... urgente un cambio en la dirección de la gestión Morales, dejando de ...
Bolivia: Evo Morales bajo la influencia gonista.
Amauta.Inf.br - 22 Oct 2006
... yacimientos ferro-manganosos del Mutun a la empresa hindu Jindall, bajo un esquema ... urgente un cambio en la dirección de la gestión Morales, dejando de ...
Bolivia: Evo Morales bajo la influencia gonista
RedBolivia.com - 22 Oct 2006
... yacimientos ferro-manganosos del Mutun a la empresa hindu Jindall, bajo un esquema ... urgente un cambio en la dirección de la gestión Morales, dejando de ...

jueves, octubre 19, 2006

Bolivia, FEJUVE, Evo Morales, Aguas del Illimani

El articulo "Soviets en el Altiplano" que trata sobre la Federacion de Juntas Vecinales de El Alto y las ultimas resoluciones en relacion al gobierno de Evo Morales fue publicado el dia de hoy en el periodico digital  "Rebelion", puedes ver el contenido del mismo en este enlace y en los otros medios en que dicho articulo se publico.
Mi hermano Jaime, escribio " Hasta siempre Juan Irigoyen", despues de leer el texto, sobran los comentarios.
 

sábado, octubre 07, 2006

Bolivia: Crítica al corporativismo.

Bolivia: Crítica al corporativismo.

Mario Ronald Duran Chuquimia (*)

El conflicto minero de Huanuni ha resaltado un grave problema de la administración Morales, la posición de los movimientos sociales. En medio de la explosión de dinamitas, del silbido de las balas, de los muertos y heridos, el ministro de Minería Walter Villaroel anunciaba su renuncia al cargo, minutos después manifestaba ante la prensa que se mantendría en el cargo, causando desazón entre la población boliviana.

Tal decisión la tomo después de la reunión en la sede de la Federación Nacional de Cooperativas Mineras de Bolivia (FENCOMIN) ante la prensa reunida señalo que si bien el nombramiento de autoridades dependía del presidente Morales, el mandato ministerial dependía de los cooperativistas mineros, ya que Villaroel había sido nombrado por un congreso de este sector, dando a entender que dicha cartera de estado pertenecía, cual feudo, a este movimiento social.












...

El contexto del conflicto de Huanuni, según las denuncias de la histórica Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia (FSTMB), se ha originado por cierto favoritismo gubernamental hacia el sector de los cooperativistas, sector que mediante un poder obtenido de la trasnacional Allied Deals asumía que la administración de la mina de Huanuni les correspondía, pese a que la ley impide la privatización de minas estatales.

En síntesis, el problema medular de la gestión de Evo Morales es que la dirigencia de los movimientos sociales hechas cabeza de ministerio, otorga prerrogativas a la satisfacción de las demandas de su sector antes que dar soluciones a los problemas del conjunto de la sociedad, reproduciendo actitudes que parten de la acepción mas básica de los movimientos sociales que son grupos organizados de personas que buscan la satisfacción de ciertas demandas, los cuales para lograr su cometido ante la autoridad de turno ejercen las mas variadas medidas de presión.

Por lo tanto el actual gobierno auto-denominado de la revolución democrática y cultural deberá ceñirse el cilicio de la autocrítica mostrando sus errores, analizando sus defectos, profundizar lo positivo, para reencausar el curso de su gestión, cambiar el gabinete ministerial y no ser guiados por la presión del corporativismo de los movimientos sociales, sino por un amplio sentido de patria, asumiendo una gestión gubernamental que tenga como eje central los tres principios de la concepción china del desarrollo: " que mejore la vida de la gente, que aumente la productividad y que potencie el país".

El Alto – Jacha Marka, 7 de Octubre de 2006.

(*) El autor agradecería recibir comentarios, críticas, sugerencias en su blog "Palabras Libres" ( www.mrduranch.bo.tc), así también los invita a participar en el blog sobre la Asamblea Constituyente y Autonomía de Bolivia ( www.laconstituyente.org).


martes, agosto 22, 2006

Bolivia: Mas gestion y menos discursos.

Bolivia: Mas gestión y menos discursos.

Mario Ronald Duran Chuquimia (*)

Este 22 de Agosto de 2006 la administración Morales cumple siete meses de gestión, para realizar una evaluación basta una imagen gráfica señalada por los medios de prensa: que la Ministra de Justicia, Casimira Rodríguez, derramo lagrimas al no aguantar las críticas. Las tareas de transformación del estado no son fáciles y se hacen difíciles cuando el partido y los miembros de este que ejercen funciones de gobierno  no están a la altura de las circunstancias y los retos planteados.

La dirigencia del Movimiento Al Socialismo asume que la respuesta a la problemática boliviana pasa por la solución del problema político, bajo este concepto anunciaron una Nacionalización de los recursos hidrocarburíferos con hechizos de oratoria, pretenden acabar con el modelo neoliberal con la derogación de un solo articulo del Decreto Supremo 21060 y quieren trasladar la solución de ingentes problemas a la Asamblea Constituyente.

Pero, descuidaron un aspecto demasiado importante: la gestión y administración del estado, como los números no tienen sentimientos y tampoco son permeables a los discursos y a las promesas de un mañana mejor, nos muestran que el ejercicio de la gestión gubernamental no solo son grandes concentraciones de pueblo para los baños de popularidad de nuestras autoridades, sino que la gestión de gobierno puede ser medida, evaluada y por lo tanto corregida, con un índice que se llama inversión publica, inversión que se refleja en la integración vial, en la construcción de infraestructura productiva y educativa y la consiguiente generación de empleos. Tal índice nos muestra que faltando 4 meses para la finalización de este año, el gobierno central solo ha ejecutado el veinticinco por ciento (25%) de los recursos destinados para este fin y cual cojo que le hecha la culpa al empedrado, se señala al culpable: la burocracia estatal.

            La realidad, señora que nos obliga a construir sobre terreno firme y no castillos en las nubes, exige un golpe de timón, cambiar la matriz del discurso demagógico heredado de los movimientos sociales: "damos plazo al gobierno para que en cuarenta y ocho horas solucione tal o cual problema" por una nueva gestión  pública, que tenga como eje central los tres principios de la concepción china del desarrollo: que mejore la vida de la gente, que aumente la productividad y que potencie el país.

(*) Miembro del Equipo de Investigación del Centro de Investigaciones, Desarrollo y Servicios Auxiliares (CIDSA) http://xbolivia.blogspot.com

 

 

 

 



miércoles, julio 05, 2006

Bolivia: los demonios de la Autonomia.

Mario R. Duran Ch. (*)

Los resultados electorales del 2 de Julio muestran una tendencia interesante, cuatro casi cinco departamentos le han dado el Sí a las Autonomías para pesar de Evo Morales y el partido de gobierno; la dirigencia del Movimiento Al Socialismo durante la campaña no ha sabido enfocar la resistencia a tal proyecto azuzado por los intereses oligárquicos cruceños, pero la pesadilla para quienes impulsaron la autonomía es que la votación muestra el crecimiento del partido oficialista en votación e incluso la victoria en los mismos departamentos en que el Si gano.

Un dato necesario para la reflexión, es que los índices de participación del pueblo boliviano en procesos electorales muestran dígitos crecientes en cuanto a población votante se refiere, datos que nos muestran el transito de la protesta social hecha marchas, paros y bloqueos hacia la lucha electoral, con la esperanza de que dicho mecanismo signifique el cambio de la realidad social.

Pero, ¿cuales son los demonios que se conjuran?, el ideólogo del imperio, Samuel Huntigton, quien ya expuso el problema de la expansión de la participación política y la limitación natural de los recursos económicos para financiar la misma con los consiguientes problemas, en el caso boliviano cada administración sea esta municipal, departamental o nacional compite políticamente por el voto ciudadano, ofrece beneficios, obras, proyectos y estos requieren mayores recursos para ser satisfechos.

Cada proceso electoral encarado en Bolivia genera una nueva ola de estímulos al apetito del votante por mas y mejores condiciones de vida, vale decir que, a mayor frecuencia electoral, mayor estimulo a las expectativas y aspiraciones de la masa votante, y mayores compromisos de los elegidos, lo que en el largo plazo talvez en el corto plazo, genere presiones ciudadanas que exigirán la satisfacción de sus caros anhelos que no siempre son de mayor participación política, sino mas terrenales: empleo, alimentación, salud y educación, lo que demanda el uso de recursos estatales, los cuales son paupérrimos.

Durante la campaña pre-electoral, la mesura y el realismo estuvieron notoriamente ausentes, mas bien se generaron expectativas que esperamos no sean defraudadas, para no terminar como el aprendiz de brujo quien luego de conjurar demonios termino siendo prisionero de ellos.


(*) Miembro del Equipo de Investigación del Centro de Investigación, Documentación y Servicios Auxiliares (CIDSA)

lunes, julio 03, 2006

Bolivia: Ganó la Autonomía

Gustavo Rodríguez Cáceres (*)

Si usted vive en cualquier ciudad distinta a la sede de gobierno e inicia su trámite, por ejemplo, de jubilación, sea en el antiguo o nuevo sistema, el mismo obligatoriamente tiene que ser enviado a la ciudad de La Paz, con los perjuicios temporales y económicos que implica ello. Por otro lado, si usted es funcionario público de alguna dependencia estatal en algún departamento distinto a la sede de gobierno, y necesita papel o tinta para su impresora, también debe enviar su solicitud a la ciudad de La Paz.

La situación arriba planteada y la cantidad de votos a favor del Sí, en Santa Cruz, Beni, Pando y Tarija demuestra que la autonomía entendida como la descentralización del poder, no es solamente un "proyecto oligárquico" sino una legítima aspiración de cambas y chapacos de "a pie". Y, en mi criterio, también debería serlo de todos aquellos que viven fuera de la ciudad de La Paz, porque la concentración del poder sólo ha traído la postergación de las regiones, la institucionalización de una burocracia pesada y condiciones favorables para la corrupción.

Que las autonomías sólo son un "proyecto de la oligarquía cruceña" para proteger sus prebendas y canonjías es un argumento que a estas alturas no tiene peso y demuestra una total incomprensión del proceso por el cual avanza el país. La autonomía, en general, es una forma más del Estado, no es buena ni mala en sí misma, es un medio o un instrumento, que dependiendo cómo este diseñada favorecerá los intereses de una colectividad o de ciertos grupos privilegiados.

No obstante y a pesar de la victoria del No en cinco departamentos considero que la necesidad de distribuir el poder, de avanzar en función de la autodeterminación de los pueblos, que es el sentido que mucha gente le da a la autonomía en el oriente del país, ha triunfado el domingo pasado. En efecto, es muy difícil imaginar un país donde una parte de sus departamentos sean autónomos y la otra dependa del gobierno central; lo cierto es que con la victoria del sí en cuatro departamentos, aunque relativamente minoritaria, la conformación de la Bolivia autonómica es ya irreversible.

En ese marco y por la unidad de los bolivianos y el país, el Presidente Evo Morales y el Movimiento Al Socialismo (MAS) están obligados a dejar su irracional oposición a las autonomías y entrar de lleno a diseñar un régimen autonómico que responda a las aspiraciones de todas las regiones y, principalmente, que no repita los defectos y vicios del centralismo.

(*) Miembro del Equipo de Investigacion de Centro de Investigacion, Documentacion y Servicios Auxiliares.